INTERVENCIÓN DEL MINISTRO DE AGRICULTURA Y GANADERÍA, RUBÉN FLORES

Compromiso, lealtad y honestidad son innegociables

He sido nombrado por el Presidente de la República como Ministro de Agricultura y Ganadería desde hace seis meses, con el mandato de buscar todas las opciones posibles para levantar a un sector que durante las últimas décadas no ha sido tratado con la justicia que merece, que muchas veces ha sido utilizado para fines políticos y politiqueros, dejando de lado la posibilidad de convertir a este país en una potencia agrícola mundial, capacidad que la tiene de sobra.

También he sido nombrado para cumplir el mandato de cerrar el paso a la corrupción, y estamos dando una dura lucha en ese plano, como lo voy a demostrar a continuación y con hechos concretos.

He sido nombrado Ministro, por lo tanto, para tomar decisiones. Por mi formación política, por mi experiencia recorriendo todo el país agropecuario y por el conocimiento que he adquirido de este sector en los últimos 35 años, esas decisiones las tomo sobre la base de principios transformadores y para lograr la implementación de una política pública objetiva, no de un clientelismo ni de estrategias que tengan que ver con procesos de corrupción.

Esas decisiones pueden tener costos políticos, pero a mí no me afectan esos costos porque no soy candidato a nada.

Desde hace unos días se ha difundido por las redes sociales un audio incompleto, obtenido de un mensaje que duró casi media hora, dirigido por mí a los servidores públicos de planta central del MAG.

El objetivo de mi mensaje fue hacer un llamado a fortalecer el compromiso cotidiano de trabajar con lealtad, decencia y honestidad en favor de los hombres y mujeres que labran el campo, así como desterrar prácticas corruptas como las referidas en otro audio que, en su momento, llegó de manera anónima a la Secretaría General de la Presidencia de la República el 16 de mayo de 2018, cuyo contenido fue puesto en mi conocimiento.

La referencia hecha al contenido de ese audio, hasta entonces presentado anónimamente, durante el mensaje a los funcionarios, fue realizada en una reunión interna del Ministerio, y fue encaminada, justamente, a mencionar los intereses protervos que pululan y siempre han pululado alrededor de esta cartera de Estado. Eso no es nada nuevo, hay larga historia que ustedes mismo como prensa han recogido.

Y esa mención fue para denotar con claridad que el Ministerio de Agricultura y Ganadería, ahora a mi cargo, está al servicio de la comunidad agrícola y ganadera, con lineamientos claros, transparentes, comprometidos y leales con esa comunidad agropecuaria, generosa con el país.

El audio que en principio llegó de manera anónima a la Secretaría General fue entregado a la Fiscalía General del Estado, con la finalidad de que realicen las investigaciones correspondientes a los hechos y conductas a los que se refiere su contenido, debiendo señalar que, quien lo remitió inicialmente de manera anónima, hoy se ha identificado: se trata del asambleísta Patricio Mendoza Palma, quien ha argumentado que se encuentra en una cruzada contra la corrupción, como lo hace el Gobierno Nacional de manera plausible y digna de reconocer.

Es ahora que el asambleísta Patricio Mendoza ha hecho conocer de la existencia del oficio No. 027 PMP-AN-2017, de fecha 31 de julio de 2017, dirigido al señor Presidente de la República, ingresado el 3 de agosto de 2017, donde solicitaba ser escuchado en audiencia por el Primer Mandatario para explicarle, de primera mano y con documentos, graves hechos de corrupción, según indica, sucedidos en el Gobierno Autónomo Descentralizado Provincial de Los Ríos; sin embargo, dicho oficio no está en los archivos de la Secretaría General y jamás llegó a conocimiento de su destinatario, ante lo cual, ahora, el asambleísta esclarece la situación.

Sé que hoy asambleístas de Creo han ido a la Fiscalía a solicitar lo que ya está pedido, pero qué bueno que se sumen al pedido de que se investigue. Y ojalá estos esclarecimientos sirvan también para que algunos señores asambleístas pongan sus ojos en los actores que tienen que poner y no busquen chivos expiatorios para decir que están cumpliendo el rol que realmente tienen que cumplir.

Soy Ministro de acciones, no de quejas. Por eso, como les dije he realizado acciones concretas en aras de la transparencia, la lucha contra la corrupción y la política objetiva.

Al mes y medio de haber llegado a este Ministerio realizamos una acción coordinada con el Servicio de Aduanas, el Ministerio del Interior, y en diciembre dimos un primer golpe, desmontando una banda de contrabandistas que operaba en Loja, en el cual se detuvo a 13 personas, entre ellas, lamentablemente, cinco exfuncionarios del MAG.

La semana anterior anunciamos un nuevo golpe, desmontando otra banda, en la misma provincia, que tenía incluso infraestructura para guardar arroz y otros productos contrabandeados desde Perú. Esas son las acciones que procuramos todos los días para beneficiar a nuestros productores.

He realizado ya 14 pedidos de exámenes a la Contraloría General del Estado para que se realicen las investigaciones pertinentes, siempre actuando en aras de la transparencia y de la defensa del debido proceso.

Una vez que se obtengan los dictámenes de Contraloría, se podrán seguir los pasos que deban darse para solucionar los problemas o establecer sanciones, si fuera del caso: en las áreas de Tierras; en Agrocalidad, por temas de permisos de insumos agrícolas; sobre negocios realizados por la UNA-EP; en los procesos de distribución de kits agropecuarios, donde para la siembra pasada implementamos un esquema mucho más transparente, lo que nos ha permitido incluir a 11 oferentes, antes había solo uno, y detectar altísimos márgenes de ganancia de los proveedores.

También pedimos exámenes en temas de entrega de infraestructura agrícola sin el cumplimiento de requisitos o sin criterios técnicos de eficiencia para la gestión de la Unidad del Banano y los controles para que se haga cumplir la ley; para el proceso de construcción de la empresa LaBiofarm; para los problemas en las subastas de ganado.

Y en todos los procesos que detectamos que se requieren estas acciones estamos haciendo los cambios necesarios para este reordenamiento de la casa. En Tierras estamos reestructurando la operatividad y transparentando los procesos para que la gente no tenga que ir a buscar a tal o cual funcionario, sino para que sepa dónde está su proceso. Estamos trabajando en un sistema electrónico adecuado.

Y en términos de la política pública objetiva, hemos logrado varias cosas concretas: hemos pagado deudas con la UNA-EP, que no se habían cancelado en cuatro años, por USD 15 millones, para que se paguen los precios referenciales a nuestros productores; hemos logrado que se abra el mercado colombiano para 42 mil toneladas métricas de arroz, después de 10 años que estuvo cerrado; hicimos una rueda de negocios de maíz que ha tenido gran impacto para que 170 mil toneladas se paguen a precios referenciales de 16,6 dólares. ¿Cuándo se ha pagado así a muchos de los maiceros?

En este año de Gobierno, en la Gran Minga Agropecuaria, tenemos, solo en entregas de kits, más de 450 mil beneficiarios, más de 34 mil títulos de tierras para 134 mil pequeños y medianos productores; 910 hectáreas con riego parcelario; 182 mil hectáreas cubiertas por el seguro agrícola; 770 mil agricultores capacitados y que han recibido asistencia técnica, aparte del fortalecimiento organizacional en más de 600 reuniones con dirigentes de organizaciones de todos los sectores.

Mediante una articulación inteligente entre servicios financieros y no financieros, se han entregado para la Minga casi USD 500 millones desde BanEcuador, que presido, y son casi USD 1000 millones de crédito total en este año de Gobierno.

Hemos obtenido la información real en el territorio sobre las demandas sentidas por los diversos sectores productivos del país porque siempre estamos dando la cara donde las papas queman ya sabemos sobre los problemas y soluciones estructurales, no coyunturales ni clientelares, para el sector.

En las mesas técnicas y en los consejos consultivos de cada cadena y con una metodología muy democrática y participativa, ahora caminamos al Acuerdo Nacional para el Desarrollo Agropecuario y Rural, que hemos denominado ANDAR porque VAMOS a seguir ANDANDO junto al sector agropecuario, bajo esos principios de compromiso, lealtad y honestidad, que son INNEGOCIABLES.

En este acuerdo ANDAR haremos que, finalmente, todos los actores de las cadenas productivas: proveedores de insumos, productores, comercializadores, agroindustriales, agronegocios, se pongan de acuerdo en las salidas, y que así destrabemos esos históricos nudos críticos del agro.

Gracias.

Fecha: 7 de junio de 2018

Lugar: Asamblea Nacional

fuente: Ministerio de Agricultura y Ganadería

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*